Los 3 errores que minan tu capacidad de reacción.

Actualizado: 22 de abr de 2019


Uno de los principales problemas...


Que tienen los emprendedores que se enfrentan por primera vez a un proyecto, es tener esos castillos en el aire, esa idea de éxito rápido que los posicionará como experto, o mejor, como líder en ese mercado.


Dime la verdad, ¿cuántas veces has visto eso de?…


“Somos líderes en nuestro mercado”.


Cuando en realidad, empresas con la misma propuesta de valor también dicen lo mismo.


¿No te parece raro que todas sean líderes de lo mismo?


Cuando las empresas del mismo sector y con la misma propuesta de valor se posicionan en lo mismo (soy consciente de que ésto no puede gustar), la sensación que me da es que esas empresas no ofrecen valor suficiente, ya que una propuesta de valor:


# Implica un valor diferencial con respecto a tu competencia.


Desde este espacio, te recomiendo que tengas paciencia y que sea el mercado, a través de sus recomendaciones quien te posicione.


#IDEACLAVE: Ofrece al mundo un valor diferencial que demuestre que eres diferente.


Y tener ese valor diferencial, implica, hacer bien los deberes desde el principio, sin prisa pero sin pausa. Siempre centrándote en lo que quieres conseguir para ofrecer al mundo lo mejor.


No soy partidaria del éxito rápido, y menos todavía, cuando no se tiene experiencia en emprender. Ya que el éxito rápido influye de forma directa en:


# Nuestra capacidad de reacción.


A la hora de tomar decisiones acertadas.


#IDEACLAVE: Si tu capacidad de reacción es pequeña no tendrás la cabeza fría para decidir de forma inteligente.

Y es por eso, que esta vez voy a centrar toda mi atención a que aprendas cómo y de qué manera influye nuestra capacidad de reacción, a la hora, de tomar decisiones acertadas, y que influirán, de forma directa en la gestión de nuestro cliente, implicando a su vez a la mejora continua. Así que si este tema te interesa…



¡COMENZAMOS!


Porque tu capacidad de reacción, al igual que la del resto del equipo, influirá de forma notable en la gestión diaria de tu empresa que repercutirá en la gestión de tu cliente.


-Falta de liderazgo.

Ya que el liderazgo no es caer bien a todo el mundo, es saber:


# Cómo actuar en cada momento dentro de la vida de tu proyecto.


Y ésto, aunque haya personas con esa habilidad, necesita su práctica. De nada sirve tener un talento si está mal aprovechado.


Todas las personas que trabajan para una organización, necesitan tener a un referente por el cuál guiarse, sobre todo, en cuestiones de gestión donde se incluye la resolución de problemas.


#IDEACLAVE: Todo es más sencillo cuando hay un líder y no un jefe.


Porque todo el mundo puede ser jefe, pero ser un buen líder requiere de una serie de cualidades, además de habilidades, que trasciende del hecho de dar órdenes.


#IDEACLAVE: Un buen líder tiene la capacidad de sintonizar con el equipo para que todo fluya de forma adecuada.


Un buen líder no se deja guiar por el éxito rápido. Es una persona reflexiva, que piensa mucho cada paso. Es reflexiva pero sin dormirse en los laureles.


-No saber qué hacer frente a un problema.

Y ésto va en relación con el punto anterior:


# La falta de liderazgo.


Pero además asociado con el hecho de no tener implementado un protocolo, para saber qué hacer en cada momento, sobre todo, cuando vienen los problemas afectando directamente:


# A la capacidad de gestión.


Una gestión interna que influye de forma directa en la gestión de tu cliente, afectando además, a tu propuesta de valor.


#IDEACLAVE: Tu propuesta de valor lleva implícitamente la resolución de problemas.

Ya que hay un tipo de clientes, los Early Evangelist, que querrán adquirir tu producto o servicio completo, sin incidencias, y en caso que las hubiera, tener a su disposición una solución porque si no pierdes:


# Competitividad.


Influyendo además en tu volumen de ingresos que afectará a los costes asociados a tu empresa.


-No poder controlar de forma eficiente los costes.

Ya que al ir todo tan rápido, y al no tener desarrollada de forma eficiente esa capacidad de reacción, tu capacidad para controlar costes también se verá afectada.


Ten presente, que cuando una empresa crece muy rápido los costes también se disparan. Ésto, en Startups con crecimiento sostenido se controla mejor. Las Startups con este tipo de crecimiento aplican mejor:


# La inteligencia financiera.


#RESUMEN:


Así que ya lo sabes: Que no por mucho madrugar amanece más temprano. Piensa en tu capacidad de gestión, que viene influida por tu capacidad de reacción. Recuerda que el estrés es muy mal consejero en la toma de decisiones.

Pero recuerda:
  • Todo necesita su tiempo. Preocúpate por tener una propuesta de valor potente, diferencial y no seas “líder de tu mercado“, porque ese reconocimiento vendrá por añadidura. Las marcas blancas, aquellas que no saben a nada, utilizan esa frase. Una frase que en neuromarketing se ha comprobado que ya NO funciona.


  • Ocúpate en saber gestionar bien a tu equipo para que todos vayáis hacia la misma dirección, porque cuando sabes liderar, todo lo demás fluye de forma adecuada, sabiendo lo que tienes que hacer en función de las circunstancias.

#emprender #emprendedores #MejoraContinua #DiseñodelaPropuestadeValor

19 vistas

© 2020  Ainder Up! Accelerator. ainderup.org. Todos los derechos reservados.

This site is not a part of the Facebook website or Facebook Inc. Additionally, This site is NOT endorsed by Facebook in any way. FACEBOOK is a trademark of FACEBOOK, Inc.